innovatitulo

 

Innov@Rural tuvo como objetivo general el de favorecer la adaptación tecnológica del tejido empresarial y los/as trabajadores/as al uso y aplicación de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC), incidiendo sobre los colectivos con mayor riesgo de sufrir la fractura digital (autónomos/as, microempresas y trabajadores/as con especial riesgo de exclusión por razón de género, edad y nivel formativo). Se pretendió así facilitar el proceso de adaptación de las empresas y los/as trabajadores/as a la aplicación de las dichas tecnologías, considerando las necesidades de los/as beneficiarios/as. Al tiempo, asistiendo los procesos de implantación de las TIC desde un punto de vista hasta la fecha olvidado por las medidas de fomento, no limitándonos en la financiación de activos fijos, sino asesorando y diagnosticando personalmente las necesidades.

Vídeo sobre los resultados obtenidos por el Proyecto Innova@Rural (Gran Vega, abril de 2008)

INSERTAR VÍDEO

Para ello, el proyecto contempló las figuras de los/as Agentes de Dinamización Tecnológica (ADT), que tuvieron como objetivo involucrar a las empresas de la zona en el programa, detectar las necesidades tecnológicas de la información y la formación (Plan de Formación) así como la prescripción de soluciones en TIC. Por medio de las acciones de sensibilización, se puso en conocimiento de las empresas el proyecto, concienciando, incentivando y logrando la participación de los/as empresarios/as y directivos/as, proyectando una visión práctica sobre cómo las nuevas tecnologías suponen un recurso estratégico de la empresa y una herramienta imprescindible en la gestión empresarial. A través de un Plan de Formación dirigido a Empresarios/as y Directivos/as, se mostraron los beneficios de la adaptación a las nuevas tecnologías, desarrollando una visión gerencial de las tecnologías de la información y las comunicaciones. Otro Plan de Formación estuvo dirigido a trabajadores/as en activo, con niveles de formación en función de los perfiles de los/as beneficiarios/as establecidos/as. Por último, por medio del Paquete PYME, se ha logrado una acción integral, con objeto de promover y asistir a las PYMES en el proceso de incorporación de las TIC en sus procesos y estrategias de negocio.
A la hora de recapitular y efectuar una valoración sintética sobre la ejecución de Innov@rural es imprescindible hacer referencia a los efectos logrados que resultan atribuibles al proyecto, concentrados éstos en dos aspectos principales:

· La introducción de cambios en la situación tecnológica de las empresas asesoradas en el marco del proyecto (tanto de manera inmediata como a medio plazo).
· La modificación en la percepción de la relevancia y utilidad de las TIC para la mejora de la gestión y los resultados económicos de las empresas participantes.

En relación a la introducción de cambios en la situación tecnológica de las empresas asesoradas en el marco del proyecto, el primer aspecto a destacar es sin duda el número de empresas que fueron asesoradas (871) y la tasa de asesoramiento alcanzada respecto al conjunto de las empresas instaladas en la comarca de la Vega. Pues bien, esta tasa de asesoramiento alcanzó el 18,4% de esas empresas y fue muy superior en la zona norte de la comarca (en la que ha ascendido al 48,2%). A este respecto destaca también el número de Paquetes Pyme distribuidos; aunque ya significativa su cifra, cercana a 200, nos parece aun más interesante que sobre todo a medio plazo éstos pueden generar un “efecto bola de nieve” en otras empresas de la comarca no beneficiadas directamente con ellos.

Así mismo, se registraron modificaciones significativas en el conocimiento, disponibilidad y utilización de las TIC. En este sentido nos consta que las empresas que participaron tienen actualmente un mayor conocimiento de las redes locales, la firma digital, el comercio on-line y la facturación electrónica.

Es constatable también que la disponibilidad de algunas herramientas tecnológicas resulta mayor en las empresas participantes en lo que afecta a Internet y página web, el ordenador personal, la red local y el correo electrónico. Igualmente, el uso de TIC por parte de las personas participantes se ha visto incrementado en el caso de las páginas web, la red local, Internet y los programas específicos de gestión empresarial.

Otro aspecto a resaltar es la mejora de las posibilidades de acceso a recursos públicos ofrecidos por las administraciones públicas de la zona para un 11% de las empresas asesoradas. Se trata de un porcentaje menor pero significativo.

En último lugar, resulta destacable el porcentaje de empresas participantes que, a pesar de no haber efectuado inversiones económicas en TIC, tras su participación en el proyecto expresaron su intención de hacerlo a corto plazo. Así, resulta que solo un 18% de las empresas asesoradas por el proyecto manifestó que no introduciría ningún cambio respecto a este aspecto en los próximos dos años.

Así también, las áreas en las que un mayor número de empresas preveía introducir algún tipo inversión en TIC son: la relación con proveedores (46,5%), la relación con los clientes (42,2%), la gestión del proceso de trabajo (35,9%) y la contabilidad (31,3%). Es decir, áreas clave de la gestión de sus negocios.

A este respecto destaca tanto el número de empresas sensibilizadas en materia de TIC por Innov@rural, como la tasa de sensibilización que ha conseguido su ejecución: 33,4% para las empresas de la comarca (de nuevo, en el caso de los municipios más al norte, el porcentaje asciende hasta el 51,2%). Y así es también valorable el número de personas que accedieron a la campaña de difusión del proyecto realizada en las distintas localidades durante 2006, y que se situó entre 600 y 700 personas.

Por último, hacer mención a que el Proyecto INNOV@RURAL quedó finalista entre las 101 candidaturas presentadas a la II edición de premios de la Fundación para el Desarrollo Infotecnológico de Empresas y Sociedad (FUNDETEC), convocados con el objeto de reconocer aquellas iniciativas que hubieran fomentado de forma especial el acceso a la Sociedad de la Información de las pequeñas y medianas empresas (PYMES), Micropymes y Autónomos en el Estado Español, como herramienta para mejorar su competitividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *